18 junio 2013

Sin titulo

Daniel fue una persona común y corriente cuya vida era una vida normal, sencilla, con altas y bajas como cualquier otra, las únicas cosas que lo diferenciaba de los demás eran, el amor de su vida, su Lily como el la llamaba, una mujer a la que él amo con todas sus fuerzas, una mujer hermosa en todos los aspectos, tanto mental, como espiritual y físicamente, con una fuerza increíble hasta su ultimo aliento rodeada de hijos y nietos que la amaban y adoraban; ademas de que siempre buscaba conocer la verdad y por lo mismo se acerco a Dios y siempre trato de conocerlo mas y ser mejor persona cada día.
Un año después de su muerte, la cual ocurrió a la edad de 85 años, limpiando entre su cosas su hijo mayor encontró una carta dirigida a toda la familia, escrita con una letra que parecía ser la de su padre, decidió juntar a la familia y una vez que estuvo toda reunida procedió a leerla, lo allí escrito desconcertó a la familia entera:
"Hace ya casi un mes que ella se fue, y se que mi camino esta por terminar también y pronto me reuniré con ella, y antes de hacerlo quiero platicarles algo.
¿Recuerdan ese accidente que tuve hace unos cuantos años y del cual todos dicen que soy un luchador ya que por unos minutos mi corazón se detuvo y después volvió a latir?
Pues resulta que yo, o al menos mi corazón, estoy muerto desde hace 40 años, si hace 40 años mi corazón dejo de latir por completo pero de algún modo inexplicable yo regrese aquí, a la vida, y todo eso es gracias a Dios.
Verán, después del accidente no recuerdo nada de lo que paso aquí, solo recuerdo ver una luz muy intensa, pero que a pesar de eso no era cegadora, solo muy intensa y de una blancura que jamas se ha visto en la tierra que me decía, ¿Hola hijo que haces aquí?,era una voz potente pero llena de amor, como de un padre que sabe ser enérgico pero amoroso a la vez, yo ante esa voz estaba anonadado y solo atine a decir, Señor mio.
ÉL me puso al tanto de que había tenido un accidente y me hizo saber que estaba muerto y en Su presencia, pero también me dijo que aun no era mi tiempo, que aun había mucho por hacer, que tenia 3 maravillosos hijos a quienes educar y una aun mas maravillosa esposa con quien estar y a quien cuidar, entonces así sin mas, todo se volvió oscuro y deje de escuchar Su voz.
Poco a poco como en un sueño comencé a notar una luz y voces a mi alrededor, al ir abriendo los ojos los vi a ustedes y a su madre con cara entre asombro y alegría e incluso incredulidad, yo estaba vivo, pero había algo mas, mi corazón no latía.
Y jamas lo hizo, los doctores no sabían que pasaba, en realidad nadie supo y preferí mantener el secreto, algo dentro de mi decia que debia ser asi, al menos hasta el dia en que me fuera realmente, habia momentos donde sentia algo que latia pero no era mi corazón sino mi alma y lo se porque era solamente cuando estaba con mi Lily, era la unica que logro que la vida latiera dentro de mi.
No se como, pero creo que Dios me regreso aqui de esa forma para algo mas aparte de lo que me dijo en persona, tal vez para mostrar que el hombre vive " ...de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4) o no se, pero le doy gracias que me permitio verlos crecer, jugar sonreir llorar, casarse, tener hijos y verlos crecer a ellos tambien, los quiero mucho, nos vemos despues."